Skip to content

Mujer y gata

febrero 3, 2012

La sorprendí jugando con su gata,
y contemplar causóme maravilla
la mano blanca con la blanca pata,
de la tarde a la luz que apenas brilla.

¡Como supo esconder la mojigata,
del mitón tras la negra redecilla,
la punta de marfil que juega y mata,
con acerados tintes de cuchilla!

Melindrosa a la par por su compañera
ocultaba también la garra fiera;
y al rodar (abrazadas) por la alfombra,

un sonoro reír cruzó el ambiente
del salón… y brillaron de repente
¡cuatro puntos de fósforo en la sombra!

Paul Verlaine
Versión de Guillermo Valencia

Cortázar es un gato

noviembre 16, 2011

CORTÁZAR es un gato
desde la foto
y esos ojos
que recuerdan
a otros ojos
y esos ojos
que recuerdan
a otros gatos
que miran a Cortázar.

María Elena Bonora

El mayordomo y el gato

septiembre 17, 2011

Recientemente falleció en Montana
una viejecita norteamericana
que, en calidad de único heredero
le dejó a un mayordomo su dinero.

Mas la anciana del caso que relato
dejó también un gato
que ha venido a plantearle al mayordomo
un problema, lector, de tomo y lomo,
ya que en el testamento hay un mandato
que le impide aunque llegue a la indigencia,
disponer ni una puya de la herencia
hasta que no se muera dicho gato.

Me diréis: – ¿Y por qué ese mayordomo
no se arma de una estaca o de un zapato
y acaba de una vez con ese gato
que debe de caerle como un plomo?

Ah, porque la viejecita, en previsión
de que ocurrir pudiera cosa tal
aclaró al imponer su condición
que del gato en cuestión la defunción
debe ser natural,
y si no muere así, tampoco hay real.

Lo que le queda, pues, al mayordomo
ante este caso, es conservar su aplomo,
con paciencia llevar su dura cruz
y esperar que se muera el micifuz.
y como el gato tiene siete vidas,
¡esas puyas, lector, están perdidas!

Aquiles Nazoa

Cómo pasar al lado

septiembre 3, 2011

El personaje de este cuento, publicado en Un tal Lucas, hace un asombroso descubrimiento acerca de los gatos… y la comunicación. Quizá Cortázar, amante de los gatos, pudiera entender los mensajes transmitidos por su gata Flanelle, o por Adorno, gato visitante y crítico.

Los descubrimientos más importantes se hacen en las circunstancias y los lugares más insólitos. La manzana de Newton, mire si no es cosa de pasmarse. A mí me ocurrió que en mitad de una reunion de negocios pensé sin saber por qué en los gatos -que no tenían nada que ver con el orden del día- y descubrí bruscamente que los gatos son teléfonos. Así nomás, como siempre las cosas geniales.

Desde luego, un descubrimiento parecido suscita una cierta sorpresa, puesto que nadie está habituado a que los teléfonos vayan y vengan y sobre todo que beban leche y adoren el pescado. Lleva su tiempo comprender que se trata de teléfonos especiales, como los walkie-talkies que no tienen cables, y además que también nosotros somos especiales en el sentido de que hasta ahora no habíamos comprendido que los gatos eran teléfonos y por lo tanto no se nos había ocurrido utilizarlos.

Dado que esta negligencia remonta a la más alta antigüedad, poco puede esperarse de las comunicaciones que logremos establecer a partir de mi descubrimiento, pues resulta evidente la falta de un código que nos permita comprender los mensajes, su procedencia y la índole de quienes nos los envían. No se trata, como ya se habrá advertido, de descolgar un tubo inexistente para discar un número que nada tiene que ver con nuestras cifras, y mucho menos comprender lo que desde el otro lado puedan estar diciéndonos con algún motivo igualmente confuso. Que el teléfono funciona, todo gato lo prueba con una honradez mal retribuida por parte de los abonados bípedos; nadie negará que su teléfono negro, blanco, barcino o angora llega a cada momento con un aire decidido, se detiene a los pies del abonado y produce un mensaje que nuestra literatura primaria y patética translitera estúpidamente en forma de miau y otros fonemas parecidos. Verbos sedosos, afelpados adjetivos, oraciones simples y compuestas pero siempre jabonosas y glicerinadas forman un discurso que en algunos casos se relaciona con el hambre, en cuya oportunidad el teléfono no es nada más que un gato, pero otras veces se expresa con absoluta prescindencia de su persona, lo que prueba que un gato es un teléfono.

Torpes y pretenciosos, hemos dejado pasar milenios sin responder a las llamadas, sin preguntarnos de dónde venían, quiénes estaban del otro lado de esa línea que una cola trémula se hartó de mostrarnos en cualquier casa del mundo. ¿De qué sirve y nos sirve mi descubrimiento? Todo gato es un teléfono pero todo hombre es un pobre hombre. Vaya a saber lo que siguen diciéndonos, los caminos que nos muestran; por mi parte sólo he sido capaz de discar en mi teléfono ordinario el número de la universidad para la cual trabajo, y anunciar casi avergonzadamente mi descubrimiento. Parece inútil mencionar el silencio de tapioca congelada con que lo han recibido los sabios que contestan a ese tipo de llamadas.

Gato de metal

septiembre 3, 2011

Yo soy un gato de metal
vivo en un agujero
tengo una ansiedad
como de año nuevo.
Nunca se dónde estoy
nunca se dónde vo
tengo miedo de la escena de la calle
tengo miedo que en la calle no haya nadie
esa es la rapsodia de los que
decoran el tiempo.
Por eso vivo en los tejados
viajo en subterráneo
amo a los extraños
mi comodidad sólo es mi aventura
nunca será igual
nunca nada dura.
Vos te querías comprar un perro?
pero soy un gato
Vos te querías comprar un perro?
pero soy un gato.

Oda al gato

septiembre 1, 2011

Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola
ranura
para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo,
seguramente no hay
enigma
en tu manera,
tal vez no eres misterio,
todo el mundo te sabe y perteneces
al habitante menos misterioso,
tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños,
propietarios, tíos
de gatos, compañeros,
colegas,
discípulos o amigos
de su gato.

Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su archipiélago,
el mar y la ciudad incalculable,
la botánica,
el gineceo con sus extravíos,
el por y el menos de la matemática,
los embudos volcánicos del mundo,
la cáscara irreal del cocodrilo,
la bondad ignorada del bombero,
el atavismo azul del sacerdote,
pero no puedo descifrar un gato.
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.

Pablo Neruda

Curiosidades sobre los gatos

agosto 1, 2011

Desde hace mucho tiempo, los gatos (conocidos científicamente como ‘Felis silvestris catus’) han acompañado a los humanos en sus hogares, convirtiéndose en unas mascotas muy queridas a nivel mundial.

1. Si un gato te lame las manos, la cara o el cabello, tómalo como un gran cumplido: está acicalándote como a uno de los “suyos”.

2. Si un gato se acuesta boca arriba al verte significa que te tiene confianza, ya que en esta posición no podría defenderse de un ataque.

3. Las personas que tienen gatos viven más, tienen menos estrés, y tienen menos ataques al corazón.

4. Los gatos consideran que ellos son los dueños de la casa donde cohabita con el humano.

5. Cuando un gato se frota contra ti, es porque te está marcando como parte de su territorio.

6. Un gato casi nunca se comunica con un “miau” a otro gato, este sonido lo utiliza para comunicarse con los seres humanos.

7. Si un gato levanta la cola y la mantiene totalmente estirada hacia arriba, significa que está saludando

8. Los gatos les hacen más caso a las mujeres que a los hombres, porque reaccionan mejor ante un tono de voz agudo

9. Si tu gato se enferma y deja de lavarse, lávalo tu, ya que puede perder las ganas de vivir solo de verse sucio y olvidado

10. Los gatos tienen una excelente visión nocturna.

11. Los gatos tricolores o de hasta cuatro colores, son exclusivamente hembras. Con pelaje de tres colores negro, rojo y crema- (variedad carey) y cuatricolor cuando llevan el blanco. Se da la particularidad, que los tricolores y cuatricolores, son solo hembras, y en los extrañísimos casos de algún macho, estos son estériles.

12. Los gatos no comprenden los castigos, pero sí las recompensas cuando hacen algo bien.

13. Los gatos duermen de 16 a 18 horas diarias. Pero aún dormidos, están alertas a cualquier estímulo.

14. Los gatos odian el olor de la naranja y de los limones.

15. El gato camina y corre moviendo las patas delantera y trasera del mismo lado. Solo el camello, la jirafa y el gato tienen esta particularidad.

16. Después de comer los gatos se lavan inmediatamente. Es un instinto de supervivencia que los lleva a actuar así para que los depredadores no huelan la comida y así puedan ser atacados.

17. La mayoría de los gatos blancos con ojos azules son sordos, a no ser que tengan un ojo de color distinto al otro
Esto es cierto en parte, existe un mayor porcentaje de gatos con sordera. El gen de la sordera, es un gen propio de los gatos blancos, se llama alelo w y es el causante del color blanco y la sordera en los gatos. No todos los gatos blancos son sordos, sólo lo son los que presentan dicho gen.

18. Los antiguos egipcios se afeitaban las cejas en señal de luto cuando su gato fallecía.

19. Los gatos negros son generalmente más tranquilos que los blancos, que están siempre muy nerviosos

20. Los bigotes del gato se caen periódicamente y vuelven a crecer
Su desaparición afecta al movimiento y al sentido de orientación del animal. Por eso, es importante no cortarlos.

21. Las gatas pueden tener de 3 a 7 gatitos cada cuatro meses y durante su vida, una gata puede llegar a tener 100 gatitos.

22. El ronroneo de los gatos tiene la capacidad de tranquilizarlos a sí mismos cuando están enfermos o asustados.

23. A los gatos les gusta dormir con el dorsal recargado en algo, esto es para evitar que alguien aparezca detrás de ellos

24. ¿Puede un gato vivir toda su vida en el interior de una casa?
La respuesta es si. Un estudio ha demostrado que el promedio de vida de los gatos que viven en el interior de una casa, es mucho mayor que el de los gatos que viven en la calle. Aunque los gatos puedan vivir toda su vida en el interior de una casa, hay que conseguir que respire el aire fresco.

25. Así como los seres humanos tenemos huellas digitales y están son únicas, el diseño del cojín de la nariz del gato es único, no hay dos gatos con el mismo diseño.

26. Su corazón late dos veces más rápido, que el de los seres humanos.

27. La lengua de los gatos está formada por pequeñísimos ganchos, que le ayudan a desgarrar la comida. Por eso se siente rasposa al tacto con la piel.

28. El chocolate es tóxico para los gatos.

29. Los oídos de los gatos son ultrasónicos
Esto quiere decir que pueden escuchar frecuencias inaudibles para ti. ¿Cómo cuáles? Como los sonidos que los roedores usan para comunicarse.

30. Existe una planta que fascina a los gatos
Les hace disfrutar de momentos sublimes durante unos minutos. Se trata de La nepeta cataria o también llamada menta de los gatos, de la familia del tomillo y la lavanda. Su perfume desencadena un comportamiento en el animal, similar al de una hembra en celo.

31. La leyenda de las 7 vidas
Se debe a que muchas veces llegan a sobrevivir a caídas realmente graves, esto se debe a la maravillosa capacidad que tienen de darse vuelta en el aire y aterrizar en cuatro patas. Se dice que algunos gatos que han caído de pisos bajos, no lograron una caída “perfecta” debido a la rápida.

32. Lo gatos también tienen estrés
Los gatos tienen estrés, la forma en la que se liberan de ello es arañar objetos en posición vertical, así se relajan porque ese estiramiento activa su circulación sanguínea y tonifica su cuerpo gracias al estiramiento que se produce.

33. Si un gato guarda su cola entre las patas traseras, significa que ha aceptado una derrota o que está siendo sumiso.

34. El gato posee 32 músculos en cada oreja, funcionando éstas como una especie de antenas parabólicas dirigibles hacia la fuente del sonido

35. La superstición cuenta que escuchar el estornudo de un gato es de buena suerte.

36. Los gatos ven a colores. Sin embargo, el número que perciben es limitado y depende de la cantidad de luz
Por esto, durante la noche ven a blanco y negro, pero distinguen mejor los objetos y las distancias.

37. Un dato curioso es que las hembras suelen tener mejor visión que los machos.

38. El gato es instintivamente un cazador, pero si su madre no le enseña mientras dura la crianza, nunca será uno realmente efectivo.

39. El aseo de los gatos
Los gatos le dedican al baño muchos momentos del día, antes o después de realizar alguna actividad o acostarse a dormir, se empiezan a limpiar, y es un signo de que esta relajado, pero si se limpia con mucha frecuencia puede ser que tenga calor.

40. Cada gato tiene su propio maullido y ronroneo
Pueden que dos gatos tengan un ronroneo parecido, pero a pesar de todo siempre existe alguna diferencia.

41. Los gatos pueden percibir olores con la boca
Además de hacerlo con la nariz, los gatos huelen con un órgano, llamado de Jacobson, situado en la parte superior de la boca.

42. Es posible enseñarle a un gato a dar la pata como si fuera un perro, pero requerirás mucha paciencia para lograrlo.

43. Los gatos tienen dieciocho dedos
Cinco en las patas delanteras y cuatro en las traseras. Sin embargo, hay gatos que por un ‘defecto genético’ tienen un par de dedos extra en las patas de atrás.

44. Los gatos pierden casi la misma cantidad de líquido en la saliva mientras se limpian, como si orinaran.

45. Para llamar la atención de un gato, chasquee la lengua repetidas veces bien rápido.

46. Su territorio
Los machos suelen tener un acusado sentido de la propiedad. Marcan su territorio con un orín de fuerte olor.

47. La mayoría de los gatos se sienten atraídos por el mentol (pastillas, pasta de dientes etc.).

48. En gatos domésticos el ronroneo tiene una frecuencia entre 25 y 150 vibraciones por segundo.

49. Las papilas gustativas de los gatos no detectan los sabores dulces.

50. Algunas gatas rechazan a sus crías y hasta llegan a comérselas
El rechazo se da con más frecuencia en gatitos que nacen enfermos o con algún defecto congénito. Las madres notan un comportamiento raro en sus crías, no las reconocen y deciden ignorarlas. En algunos casos el rechazo puede llegar al canibalismo: se come la placenta y mastica el cordón umbilical.

Fuente: http://www.lapatilla.com/site/2011/07/31/curiosidades-sobre-los-gatos/